Miriam Patricia Rodríguez

Los mejores recuerdos de mi hijo en la Escuela Juan Pablo II. La dedicación de sus maestras desarrollaron actitudes nobles en él y los conocimientos adquiridos los pondrá en práctica siempre. No faltó la abnegación y la guía espiritual que le brindaron. Educación de calidad recomendada!! Muchos saludos a quienes forman parte de ella.